Las aventuras de cama pueden surgir en cualquier momento

Las aventuras son algo que forma parte de la vida, a veces quedan en la imaginación solamente pero otras se convierten en realidad. Pueden surgir en alguna ocasión inesperada. Para que se den dependerá mucho de la disposición que tengamos. Y si la otra parte también está dispuesta a aventurarse con nosotros.

De las aventuras al secreto hay un solo paso. La discreción cuenta mucho. El grado de confianza con la persona que queramos tenerla, en parte también, aunque hay quienes asocian aventuras a desconocimiento total de la otra persona. Es decir que después que la comunicación visual ha surgido, es el momento ideal para poner en práctica una pequeña estrategia de realización de aventuras.
Piensa que las aventuras tienen también su parte de misterio. Y que hay ciertas mujeres que se sienten atraídas hacia ello. Les surge la curiosidad y de la curiosidad al deseo también hay un solo paso.

aventuras en la cama

Si te van las aventuras deberás ser muy persuasivo también para que no se te escapen de las manos. Hay tíos que saben cómo guiar a una mujer que recién han conocido para que se encamine en dirección a las aventuras. Sin embargo y aunque existan esta clase de tíos a los que se les da bien las aventuras no necesariamente se repiten, o sí. Dependerá de qué es lo que busquen las personas implicadas en la idea de aventurarse.

Y es que hay gente que está decidida a tenerlas pero no están dispuestas a que eso suponga una doble vida. Las aventuras son un momento de placer, de euforia y desenfreno. Pertenecen al lenguaje de los instantes y donde la pasión se impone a cualquier tipo de razonamiento.
Puede que después de tener dos o tres aventuras queramos decir basta, esto no es lo mío. Pero también puede darse el caso de que le encontremos el gustillo. Y es que tiene su qué. Y con mayor razón si lo hacemos bien. La pasión se enciende con las aventuras. Y cuando se trata de un tío que sale a la caza de aventuras, que planifica así como lo hace un ladrón o un estratega se vuelve en determinado momento un detector de aventuras. Un ser humano al que en material sexual le mola el riesgo.

Hay tíos expertos en tener aventuras. Son directos con las tías. Van al meollo del asunto y se muestran sin ataduras, incluso estando en una tienda de juguetes. Y es que a veces hay mujeres maduras esperando por alguien así. Puede que sean mujeres a las que el marido ya no las toca, aun estando físicamente atractivas. Esa es la carne ideal para disfrutar de muchas aventuras. Pero hay de todo. Hay chavalas que buscan aventuras aun teniendo novio y que se ven tentadas por aquel aventurero que las miró con lascivia, que les habló de manera directa pero sin faltar el respeto. Que le espetó una frase elegante y una mirada que les dijo todo.

La experiencia es clave para el ejercicio de las aventuras. Y la humildad la llave que habrás de tener porque la puerta se abre en cualquier momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *